Skip to content

Impresionismo

La fotógrafa, para cerrar su turno en la presente temporada fueracampista, ha elegido una suerte de crepúsculo boreal en rojo. Una tela impresionista. Al modo de un Turner urbano, asomado a los tejados. Según cómo se lea tenemos: un festival de nubes a reacción; la hora bruja del tráfico aéreo o un cielo deshilachado. En trazas esteladas de extremo a extremo, componiendo una escritura, un tejido y un tendido de franjas de luz. A contraluz, una línea perfectamente recortada, en negro, de chimeneas que parecen personas contemplando el espectáculo. La segunda por la izquierda arrastra una capa muy larga. Atención, porque no son meros espectadores, si no, de hecho, la avanzadilla del ejército que trae consigo el manto de la noche.

Fotografía: Teresa Rodríguez

Texto: Bernardo Sánchez