Skip to content

Área

La fotógrafa se sitúa detrás de las diversas escuadras, cotas, palos y guiones que delinean la geometría extendida desde el área de la portería hasta el horizonte del medio campo. Un vasto territorio, prácticamente abstracto a estas alturas del partido. De hecho, el único disparo al área es el que realiza la cámara de la propia fotógrafa; pues parece haberse abolido o desplazado cualquier otro atisbo de jugada. O de elemento: ni balón, ni jugadores, ni afición, ni césped real. Permanece, como referencia, un único testigo: el guardián de la meta. Perfecto en su clave, el nº 1; en su mimetización con el verde de fondo y en su ubicación en un ángulo desde el que mira a lo lejos del futbolín esperando que la acción retorne en algún momento.

Fotografía: Teresa Rodríguez

Texto: Bernardo Sánchez