Skip to content

Plano de situación

El fotógrafo, cuando aún no lo era, realizó encaramado al tejado del Ayuntamiento esta diapositiva, de la que reproducimos hasta los dientes. Él tenía 20 años y el Ayuntamiento 10. Alumno de la vecina Escuela de Artes, fotografíó esta instalación que el profesor y artista Carlos Rosales realizó en la Plaza, que ahora cumple 40, para celebrar el día de la Primavera de 1990, año arriba año abajo. Un tangram de plástico negro y rojo prendido con grapas a las juntas de madera entre soleras. Mar de un día, vio agitado su velamen por el viento, mientras los brazos del edificio intentaban protegerlo. A ras de suelo se veían brillar los picos de su marea, hasta el deslumbre. Desde el zénith, el testimonio de un cambio de piel.

Fotografía: Justo Rodríguez

Texto: Bernardo Sánchez